¿Quieres ser mi amig@?

Ella es joven, profesional, simpática y llena de vida. Se casó hace unos años, enamorada, pero no funcionó. Distintas diferencias de opinión, la rutina y las pocas cosas que tenían en común una vez que se fueron a vivir juntos terminaron por alejarlos definitivamente.

Ella está rearmándose, saliendo, conociendo gente nueva y retomando amistades del pasado, algunas más especiales que otras; ella no es de las que disfruta estando sola.

Hoy leí una actualización en su cuenta de Facebook que dice: Borrando el pasado de un solo clic.

Su ex-marido, amigos y otros tantos contactos, de esos que pululan en nuestras cuentas y con las que seguramente con suerte había hablado alguna vez, han desaparecido para siempre de su vida.

Al parecer la intención es partir de cero, desechando a los que ya no sirven (por la razón que sea) y he terminado pensando en lo volátil de las relaciones humanas en las redes sociales.

Mucha gente que conozco tiene 300, 500 u 800 contactos/amigos en sus redes sociales, pero en general no hablan más que con 5 o 6 de esas personas. Es como si mientras más gente se tiene en la cuenta, más popular se es, o al menos eso se aparenta, no importando si a muchos de ellos en toda tu vida los has visto en persona, compartido un café, trabajado o estudiado juntos. Aquí la consigna es cantidad, no calidad.

Internet da para todo y me parece que cada vez nos volvemos más desechables, tanto así que si no se cumplen los requisitos mínimos de tu “amig@” pasas al olvido absoluto en sólo dos movimientos del mouse de tu computador.

Mi cuenta de Facebook la hice casi a la fuerza. Mi hermana insistió que era un buen medio para mantener contactada a la familia, pero durante meses casi no tenía nombres agregados. Ahora ya pasan los 100 y es mucho… no hablo más que con unas 20 personas con frecuencia, no suelo “invitar” a nadie (porque los que me interesaban ya están en la lista) y hay 65 personas en espera de que los “acepte”, pero ahí se quedarán, en la categoría de “pendientes” porque ni se quienes son algún@s y a otros tantos a penas los he visto pasar por mi lado alguna vez.

Me sorprende la forma casi compulsiva de muchas personas que publican hasta los detalles más pequeños de sus vidas para que todos los lean y opinen al respecto; ¿Demasiado sól@s quizás?

Si eres de los que por deporte agrega gente a su cuenta de Facebook o Twiter para luego elimiarla, ten cuidado, porque el día menos pensado alguno de tus contactos, que quizás tú consideras cercano, puede seleccionar tu nombre de su lista y hacer clic en “eliminar contacto”.

9 comentarios:

Camila! dijo...

Excelente nota... creo (al igual k tú), que hay muchas personas que tienen millones de contactos en sus cuentas por ser "Populares" válgame Dios que mentira. Creo que es super complicado abrir tu mundo a gente desconocida (porque al abrir tu cta. face si o si compartes parte de tu vida.... de tu historia, aunk sean cosas triviales, pero es algo tuyo, personal) porque no sabes para que se puede prestar la información que tu página contiene.

En fin... cariños y un super abrazo y nuevamente al igual k tú hay muchos contactos en lista de espera k "Jamás" pasarán a la lista de aceptados, netamente pork no soy un "CHica poPular" k acepta a contactos para agrandar mi lista de conocidos o amigos!!

Grax.... ToTales! =D

Roddo dijo...

Una de las razones por las que no quería abrir Facebook era justamente el hecho de que todo el mundo lee lo que escribes, aunque no comenten, y es complicado filtrar para que mucho de lo que publicas no se malentienda (fotos incluidas).

Yo le doy un uso práctico y por lo generalmente no estoy más de 5 minutos en línea, y claramente tus mejores amigos no salen de Facebook o Twiter, esos te los encuentras sólo en la vida real.

Bienvenida al Blog, Camila y gracias por comentar.

;-)

Runner dijo...

A mí me pasa que la gente que más aprecio no tiene cuenta en Facebook. Por eso en la mía no hay más de 25 personas, y de éstas me sobran 15 o más. En los últimos tiempos me estoy cuestionando eliminar también mi perfil, o dejarlo como algo testimonial.
Otra cosa, Roddo. ¿Qué me dices de la gente que te ves obligado a aceptar porque les sales automáticamnete en su línea de Messenger? Y acabas admitiéndoles porque les ves a menudo y sería hacerles un feo si los dejas pendientes.
No entiendo tampoco cómo hay gente capaz de compartir fotos personales y comentarios íntimos con cientos de personas. Creo que es una moda absurda, y puede que hasta peligrosa.

Roddo dijo...

Las sugerencias de Msn ni las miro, Runner, pero a veces si me ha pasado eso de aceptar a personas que a penas conozco y me invita en Facebook, pero es muy raro eso, con la mayoría de mis contactos hay algún afecto/lazo de por medio.

Sobre las fotos, en mi caso hay fotos mías, en rara ocación en compañía de otras personas a mi lado y muy cuidadosamente elegidas (me han dicho hasta que soy egocéntrico), pero es que no se puede meter a gente que quizás ni quiere ser vista por la red y menos por desconocidos, además todas son fotos de "caballero", las otras son de acceso restringido y no se publican en Facebook! Jajajaja.

genestel dijo...

No sé cómo empezar...

Todos me insisten en que me abra una cuenta de Facebook una y otra vez, todos me dicen lo guay y bacán que es y que todos se ponen en contacto en menos de un minuto y que todos saben lo que están haciendo en cada momento.

Todos me comen la cabeza con que DEBO tener una cuenta de Facebook para estar en la cresta de la ola y para estar conectado con el mundo... pero, pero yo no quiero.

No me llama la más mínima atención, ni ganas tengo de comenzar a recibir invitaciones de personas a las que he visto una vez o ni tan siquiera he visto. No tengo ganas de ser popular y de que personas de mi pasado sepan que estoy ahí (aunque no acepte su invitación), no porque tenga que esconder algo, tan sólo porque forman parte de un pasado que ya no quiero, por el motivo que sea.

Si mi ex me pide que le añada, ¿qué?Si no lo hago estoy en mi derecho pero luego me lo echará en cara, y si lo hago la tendría correteando "por mi vida"... que no me gusta.

Pero yo sigo teniendo mi Fotolog y sigo utilizándolo de cuaderno de bitácora, y sigo subiendo fotos que son de mi vida y sigo explicando cosas de mi vida... y sé que es un riesgo, pero ahí sigo. Tengo mis contactos -pocos la verdad- y sé que no son mis amigos, porque mis amigos están en esta dimensión. Aunque hay personas que son más especiales de ese mundo y que seguramente conservaré por muchos años, pero también hay mucho mentiroso/a y mucho cabrón y cabrona que aparentan ser lo que no son y luego... luego se ofenden y molestan porque los has borrado d eun sólo click.

¡Qué manía con estar tan comunicado y conectado a cada momento!es algo que no entiendo demasiado...

Y eso d etener 800 amigos en tu cuenta, ¡me parece abominable!¿de verdad qué se habla con todos...?¡Venga ya...!

Allá cada cual, allá cada uno... pero yo seguiré sin Facebook y sinTwiter porque no me llaman la atención lo más mínimo.

Jaime Rivera dijo...

Una ventaja que tienen este tipo de redes sociales es la oportunidad de hacer lo que en inglés se llama "networking". Uno nunca sabe cuándo el tener a alguien en Facebook va a resultar una ventaja para conseguir trabajo, o cosas por el estilo.

Roddo dijo...

Gene: Al final mi cuenta de Facebook cumple su función; ser una vía de comunicación extra con mi círculo cercano... no más.

No publico cosas muy personales, de hecho, la mayoría son sólo ironías o sarcasmos, así por ahí nadie se entera de lo que no debe. ;-)

Si no quieres cuenta de Facebook, ni lo intentes, de todos modos no te pierdes de nada!

Jaime: Tanto tiempo sin leerte! Paso por tu blog a veces pero no hay nada nuevo.

Puede que lleves algo de razón en lo que comentas sobre las redes sociales, pero al final son más las desventajas que los beneficios, más aún si no sabes filtrar las cosas que publicas.

Sobre conseguir trabajo o cosas por el estilo, me fío más en mis contactos del mundo real que en alguien que a penas conozco.

Abrazos y bienvenido de vuelta.

Roddo dijo...

Gene: Recordé -a propósito de eso de tener 400, 500 u 800 contactos- que por aquí hay compañeras de trabajo que "compiten" entre ellas por quien tiene más "amigos" en Facebook... lo puedes creer? Hay mucha gente que lo hace, te lo puedo asegurar!

Abrazos!

genestel dijo...

¡La chucha...!

Alucinante!!!

 

© Copyright ¿Quién me escondió los zapatos? . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates