Viña del Mar 2011: Un festival para el olvido.

Fueron seis noches de altos y bajos. Con éxitos rotundos como los de Sting, Roberto Carlos y Óscar Gangas; y fracasos tan grandes como el de Ricardo Meruane. Hubo artistas repetidos, como Chayanne, Marco Antonio Solís y Alejandro Sanz; pero también hubo presentaciones inéditas como la (Orquesta) Sinfónica de Chile que acompañó a Sting (en su presentación).

Tampoco pudo faltar la polémica, como la de Américo con Rafael Araneda, o la crítica de la comunidad homosexual al humor fácil y discriminatorio de Mauricio Flores y Óscar Gangas.


Hace años que no veo el festival de Viña del Mar, salvo honrosas excepciones, la verdad me aburro como ostra con tanto artista tropical y romanticón que cada año pisan este escenario, para peor artistas que se repiten una y otra vez, como el caso de Miguel Bosé, Juan Gabriel o Ricardo Arjona.

El Festival de Viña del Mar es considerado uno de los espectáculos más relevantes a nivel mundial (será por la cantidad de personas que lo ven, no creo que haya otra razón) y el más importante a nivel americano y este año fue conducido por el chileno Rafael Araneda y la española Eva Gómez.

Esta vez, de los 6 días de festival, lo único que me senté a ver con calma fue parte del concierto de Sting, dos minutos de la indignante presentación del humorista Mauricio Flores y a ratos, cuando las pifias eran extremas, miré como Ricardo Meruane (otro de los humoristas invitados) era devorado por “el monstruo”, y que se convirtió sin duda en lo peor de este año.

Aquí algunos videos:


Sting, interpretando “They dance alone”, canción muy significativa para el pueblo chileno. Estuvo censurada hasta 1990 y habla de los detenidos y desaparecidos en el gobierno de Pinochet.


Mauricio Flores en el papel de Tony Sbelt. Una de las actuaciones más polémicas del último tiempo en el festival… Y pensar que esto salió en directo a más de 50 países.


Ricardo Meruane siendo devorado por “el monstruo”.

4 comentarios:

Runner dijo...

Asquerosa la actuación de este cómico. Creo que el festival Viña del Mar debería pedir disculpas por esta burla al colectivo homosexual. Yo sólo le digo una cosa a este tipo: ¡que-te-follen! :)

Roddo dijo...

Mira, ha generado toda un pelémica, no sólo por la mala parodia, si no por la vulgaridad de los dialogos. Ya se habla de filtros más exigentes para la versión 2012, al menos para lo que tiene relación con el "humor".

Jaime Rivera dijo...

Me da gusto que en Viña del Mar la gente de verdad exprese lo que piensa sobre el artista que se sube al escenario. En México me da la impresión de que le aplaudimos a lo que nos pongan enfrente.

Roddo dijo...

El público de Viña es terrible. Han disparado al olimpo a muchos artistas y destrozado la carrera de otros tantos, aunque estos últimos años "el monstruo" estaba algo dormido.

Abrazos, Jaime.

 

© Copyright ¿Quién me escondió los zapatos? . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates