Campaña publicitaria de Benetton indigna al Vaticano y la Casa Blanca.


Quedó la grande con la última campaña de la marca italiana Benetton, la que acostumbra promocionar su nombre con polémicos afiches. Esta vez, no ha sido la excepción.

Son seis fotomontajes entre los que podemos ver, por ejemplo, al Papa Benedicto XVI besando al Imán de la Universidad Egipcia de el Cairo, Ahmed el Tayeb o al Presidente Barack Obama, en la misma situación, con su polémico homólogo Hugo Chávez, mandatario de Venezuela.

La campaña 2011 de “United Colors of Benetton” lleva por nombre “Unhate” (sin odio/contra el odio) y tiene como finalidad, según la empresa “combatir la cultura del odio bajo todas sus formas”, pero el Vaticano y la Casa Blanca no lo han entendido así, por lo que la empresa ha decidido retirar la imagen con el líder católico del mercado, disculpándose públicamente aduciendo “sentir que la utilización de la imagen haya herido la sensibilidad de los fieles”.

A estas alturas poco importa el retiro de los afiches, porque Benetton ha conseguido su objetivo y se habla de la marca en todos los noticiarios del mundo.

Otras imágenes de la campaña son:

Ángela Merkel y Nicolás Sarcosy.

El Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu y el Presidente de la Autoridad Palestina Mahmud Abbas.

Y mi favorita, por lo repugnantemente irónica:

Barack Obama besando al Presidente venezolano Hugo Chávez.

¡Vaya que puede meterse uno en líos por sólo un beso!

2 comentarios:

Runner dijo...

El Vaticano debería pensar bien lo que hace. Ha censurado una campaña publicitaria que va contra el odio. ¿No deberían estar de acuerdo con ello los católicos? Como siempre, meando fuera del tiesto, y todo por una simple imagen de un personaje público, porque quiera o no Benedicto XVI es un personaje público. ¿Qué será lo próximo? ¿Prohibir que alguien hable mal del Papa en los medios?

Roddo dijo...

No quiero ser abogado de nadie, menos del Papa, quién no me simpatiza nada, pero, ¿No raya esto en el límite de la falta de respeto, considerando la naturaleza del cargo de "su santidad" y lo que genera en los fieles católicos?

¿Cuál es el límite entre la libertad de expresión, y el respeto de estas personalidades públicas? Después de todo, el que sean pesonajes públicos no da pie para cualquier uso de su imagen.

Si la campaña fuera de una O.N.G., podría ser, pero esto tiene claros fines de lucro... no se yo, la línea me parece muy difusa.

 

© Copyright ¿Quién me escondió los zapatos? . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates