Catarsis.

Chile está en un profundo estado de catarsis. De duelo, devastado por la pena y en cadena nacional.

El pasado viernes, se informó por la prensa local del accidente que sufieran 21 personas que viajaban en un avión de la Fuerza Aérea chilena y cuyo destino era la isla de Juan Fernández.

En el vuelo se encontraban 6 miembros de la Fundación Desafío Levantemos Chile, que tenía como fin ayudar en la reconstrucción de escuelas que cayeron como efecto del terremoto del 2010, además se encontraban en la aeronave 2 integrantes del Consejo de la Cultura, 5 trabajadores del canal de televisión TVN y 9 uniformados de la F.A.CH. que conformaban la tripulación del avión.

El mundo parece haberse detenido, no hay nada más en los noticiarios, nada más importa. Todo gira en torno a esta tragedia y ha generado una especie de catarsis masiva, en la que todos sienten estar llorando la muerte de un familiar, describiendo una angustia terrible y jamás sentida.

Cientos de personas se agolpan a las afueras de TVN y muchos ya hablan de “heroes” o “santos” y en especial, lloran a Felipe Camiroaga, el animador del programa “Buenos días a todos” de TVN que viajaba en ese vuelo a Juan Fernández, al mismo que en diciembre pifiaban a rabiar en la entrega de los premios “Copihue de oro” y que hoy catapultan a un status casi divino.

Es una pena el accidente, especialmente si se piensa en las familias de estos 21 desafortunados, pero este estado de angustia colectiva, que tiene incluso a compañeras de trabajo vestidas de luto y la bandera izada a media asta, me parece más bien la consecuencia, una vez más, de la lucha por el rating de la TV, que convierten en mártires de lo que sea a Generales de Carabineros muertos en misión de servicio, mineros atrapados que no son más que víctimas de pésimas condiciones laborales o como ahora, a personas que si bien realizaban una labor social, lo hacían por encargo de sus fundaciones, casa televisiva o rama uniformada y no por iniciativa propia y espontanea.

Escuchaba hoy a un Psicólogo en televisión que decía algo así como que este es un efecto de tantas tragedias que se han sucedido una tras otra sobre el pueblo chileno y ahora, por fin, la gente podía llorar y demostrar su fragilidad en torno a la muerte de figuras tan conocidas y de una forma tan trágica, provocando este estado de catarsis. Yo no lo creo.

Cada quien está en su derecho de vivir toda esta tragedia de la manera que mejor le parezca; sufriendo, siendo indiferente o buscando la lógica y aplicando el sentido común.

En lo personal, sólo he pensado en estos días en lo frágiles que somos, en lo breve que es nuestra existencia y en que esta quizás sea una buena manera de despertar, de entender que lo único importante es el aquí y el ahora, porque el pasado ya no puede ser cambiado y el futuro no sabemos siquiera si llegará algún día, que nadie tiene la vida comprada y que no importa lo famoso o adinerado que seas, si fuiste bueno o malo, mañana podrías no existir más, por lo que vivir a concho y disfrutar cada momento parece ser lo único relevante, porque al final de cuentas, la vida es muy corta y demasiado larga la muerte.

3 comentarios:

genestel dijo...

Es lamentable, pero estaban allí por trabajo, no por voluntad propia..., bueno mi opinión la reservo porque noe s el momento adecuado.

La vida es muy corta y la muerte demasiado larga, dices,..., por eso hay que aprender a disfrutar cda momento, cada instante, els abernos queridos y el saber que queremos.

Disfruto de un helado de chocolate en un concierto de música marroquí, de un completo junto a veteli en una terraza de la Rambla, d euna peli que nos hace reír,..., de un amanecer como el de hoy.

No sólo en Chile ocurren desgracias, no hace falta que las desgracias sean nacionales, no hace falta sacar las cosas de quicio y no hay que andar lamentándose de las cosas que suceden, Porque si tomas un avión, corres el riesgo de que éste caiga, si manejas un auto, corres el riesgo d etener un accidente, si caminas por la calle, corres el riesgo..., la vida es un riesgo. Nada más.

Pero es triste que ocurran tragedias como esta. Pero eso pasa en Chile, en España, en Gracia, en Burundi, en Singapur y hasta en Timor Oriental.

Runner dijo...

Mis condolencias al pueblo chileno ante esta tragedia. Roddo, es curioso ver cómo la televisión hace un espectáculo de noticias tan tristes como ésta, ¿verdad? Todo es susceptible de generar grandes audiencias. Curioso, sin duda. Por otro lado, lo ha dicho Steve Jobs recientemente: "Vive tu vida como si fuera el último día". Una filosofía de vida que todos deberíamos llevar a la práctica. Saludos.

Roddo dijo...

Gene: La búsqueda de los cuerpos y las extensas notas en TV continúan. Por mi parte, espero poder dedicarme algo más de tiempo, en especial ahora que comienzan los días largos y el buen tiempo. ;-)

Runner: La televisión, al menos aquí, hace mucho que no es más que una seguidilla de programas dedicados a descuerar al de al lado y una fábrica de morbosidad. Una pena.

La frase de Jobs se va directo a la sección "Frase del mes" de este humilde blog. ;-)

 

© Copyright ¿Quién me escondió los zapatos? . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates