Twitter y la doble moral de sus usuarios.

Hace algún tiempo me creé una cuenta de usuario en Twitter, una de las más grandes redes sociales del momento.

Si Facebook sirve para espiar la vida privada de tus contactos en tiempo real, Twitter nos mantiene informados de todo lo que sucede en el mundo minuto a minuto así que, sin ánimo de hacer amistades nuevas sino de estar informado, la cuenta me permite seguir las actualizaciones de canales de televisión, radios y periódicos nacionales, además de uno que otro personaje público que pudiera ser medianamente de mi interés, como por ejemplo: periodistas.

El problema de esta red social es que, quieras o no, te enteras de las actualizaciones de todos quienes tengan Twitter. ¿El problema? Las opiniones de la gente se vuelven subjetivas y parciales, especialmente si esas personas pertenecen a un determinado sector político, religioso, deportivo o social. Hablar de un tema, más que discutirlo con altura de miras, se convierte en una contínua línea de insultos; “conchesumadreos” e “hijoputeos” van y vienen de un lado a otro.

Hay dos cosas que me llaman profundamente la atención y terminan por molestarme de los usuarios de Twitter:

Primero: La simplicidad con que la gente opina sobre un tema. Si alguien postea algo se convierte en verdad, pero nadie se toma la molestia de averiguar si eso que está allí publicado tiene algún asidero real en algún portal noticioso “formal” o es sólo otro invento de un ocioso.

Pasó hace pocos días con el tema #ignaciachadwick, supuesta hija del Ministro Secretario General de Gobierno Andrés Chadwick. Alguien leyó una actualización de una tal Ignacia Chadwick en Facebook tratando a los estudiantes y gente de izquierda de “mugrientos”, lo publicó en Twitter y se armó la grande. Miles de personas indignadas por el comentario, pero para sorpresa de todos, el Ministro jamás ha tenido una hija de nombre Ignacia Carolina.

Segundo: El doble estándar del chileno. Por un lado, defendiendo los valores e injusticias de este mundo y por el otro, riéndose de los problemas de los demás. Son los mismos, un día critican duramente a los más pudientes del país por maltratar a los más necesitados y a vuelta de semana se ríen de cómo se visten o hablan los pobres.

Dos hashtag (temas del momento) grafican mi punto anterior: #condominiochicureo y #situvieraunhijoflaite.

El primer tema tenía relación con el exclusivo club de golf “Brisas de Chicureo”, en donde se obligaba a sus “nanas” (personas de servicio doméstico) a usar uniforme para, según decía la norma del club, “identificarlas como tal”, pero sólo una semana después, los mismos que hablaban de derechos humanos e igualdad para todos, se ríen desde ayer con el segundo tema, sabiendo que los Flaites (personas que por su manera de hablar, escribir y vestir se asocia con la pobreza, delincuencia y movimientos tales como el Reggaettón) pertenecen al mismo estrato social que las “nanas” a las que tanto defendían.

¿No es esto tener doble moral? Se opina de lo que sea y como sea con tal de estar participando del tema de “moda”, sin importar a quien se pueda dañar en el camino y con tan sólo 140 caracteres para argumentar.

Ahora que lo pienso, esto no es culpa de Twitter o Facebook, sino que es consecuencia de la calidad de personas que pululan por estas redes sociales.

9 comentarios:

Eline dijo...

Hola!!
Estaba a punto de irme a dormir, cuando he visto tu publicación.

Llevo un tiempo reflexionando sobre el tema de Twitter, Facebook, Internet en general y quería escribir también sobre ello en mi blog.
Espero animarme pronto y encontrar el tiempo para ello!!
:-)
No obstante quería poner mi grano de arena en cuanto a Twitter.
Hace poco me apunté por razones de negocio.
Mis padres tienen un hotel y como soy su relaciones públicas, nos vemos "obligados" a parecer también en este medio. Para que vaya aprendiendo, abrí una cuenta para mi y ya le estoy siguiendo a bastante gente y empresas....pero...
No acabo de entender el sentido de Twitter, ni me emociona. Sinceramente, no me atrae, ni me hace feliz o infeliz...no hace nada dentro de mi.Lo miro una vez por semana y no entiendo nada..

Lo que si hace algo dentro de mi es la evidencia de que mucha gente que conozco, tenga a Demi Moore o a Yoko Ono etc. en el Twitter. Les siguien a diario, se emocionan, todo eso tiene MUCHA importancia, pero no tienen tiempo para escribir a sus amigos, para chatear con ellos, para hablar por telefóno con ellos, menos para quedar. Resumiendo: los desconocidos inhundan nuestras vidas y no dejan espacio para los que a lo mejor nos deberían importar realmente.

Hace poco un escritor dijo: 'El mundo está en un caos emocional.' Tiene razón.

P.D: Nadie me llama!! Están todos en Twitter!!!

Un saludo y abrazo antitwitter :-)

Roddo dijo...

Jajajaja...

Pues, tienes toda la razón, Eline. En mi caso me creé la cuenta por razones de trabajo. Como la informática es mi área debía estar al día en esta nueva tendencia y ello derivó en que se convirtiera en una manera de tener a los diarios, noticieros y periodistas más relevantes todos al mismo tiempo mandándome la información de último minuto, pero... Twitter es esclavizante!!!

Si Facebook es una bomba de tiempo por eso de que mucha gente publica hasta lo que come o con quién se acuesta la noche anterior, Twitter te demanda estar frente al computador todo el santo día, porque si te descuidas 5 minutos, ya estás atrasado en las noticias y el tema relevante es otro.

Twitter por lo demás no es fiable si es que la gente de la que te informas son simples mortales que emiten opiniones basados en sus pensamientos y prejuicios propios... además de que, como dices, en vez de comunicarnos nos aleja cada vez más de las personas del mundo real que son importantes en nuestras vidas y nos encierra en una red repleta de desconocidos irrelevantes.

Recibo y reenvío el abrazo, @Eline.

P.S. Pocos me llaman, pero es que cambié teléfono y a pocos les he dado el número. ;-)

Eline dijo...

Muy bueno lo del cambio del teléfono!! Has hecho muy bien!! También hay quién te llama y no quieres que lo haga (Orange, Movistar, Vodafone...publicidad jejeje).

Entonces los dos nos abrimos la cuenta por cuestiones laborales, lo único que es que veo que dices que esclaviza y aún no he llegado a eso, pero ahora comprendo porque me pierdo...Es por estar ahí una o como mucho dos veces por semana unos minutos ;-)

Hay algo que se me olvidó mencionar y son los 140 caracteres que te permiten a poner.
Me he dado cuenta que cierta gente ya no sabe mantener una conversación normal. Se suelen poner nerviosos cuando estás tomando un café con ellos o simplemente "no hacer nada". La gente se pone muy nerviosa, necesita estar entretenida y todo se tiene que reducir a frases cortas.
Conversaciones largas les cansan demasiado...
Por eso, cada vez menos leen blogs y los foros se quedan desiertos.
Para escribir en uno u otro sitio, hace falta más que 140 letras. Hace falta más corazón y coco!

¿No lo tienen, lo han perdido, o les aburre usarlo?

Un abrazo

P.d. Viva el blog y los foros de toda la vida!!

Roddo dijo...

Lo del cambio de número telefónico era necesario; por mi trabajo a veces recibía llamadas a las 2 o 3 de la mañana para pedirme ayuda porque alguien no se podía conectar a Messenger!

Decía que Twitter es esclavizante no por mí -que lo reviso una vez al día con suerte si es que me acuerdo de hacerlo-, sino por amigos o personas que veo siempre en línea y al día de los temas del momento que cambian con cada minuto.

Llevo un par de meses en esa plataforma y aún no logro entenderla del todo... y es que la información fluye tan rápido y de tantas fuentes a la vez, que francamente me pierdo!

Al igual que tú, prefiero mi blog, con pocas visitas y comentarios, pero en donde puedo escribir lo que me parece y con mucho más que sólo 140 caracteres.

Abrazos! ;-)

Runner dijo...

Tanto Twitter como Facebook son la nueva esclavitud del exhibicionismo. Abrazos y besos para los dos :)

Roddo dijo...

A mí Twitter me aburre por completo, así que poco y nada entro. Facebook en cambio no me parece tan mal, porque me permite estar en contacto más directo con familia y amigos... bien usado,es una buena herramienta y hasta sirve para recrear la vista, que nunca viene mal, Runner. :-)

Eline dijo...

Me pasa igual.
Facebook si me gusta, porque igual le doy un uso prácicto y para mi gusto, sano a él.
Estoy en contacto con mis amigos, leo noticias y poco más.
Lo que si he notado y critico es, que desde la era de Twitter y Facebook ha bajado la comunicación más profunda muchísimo.
Antes la gente se conectaba mucho al msn, hoy en día ya nadie entra o tres gatos.
Creo que yo lo abrí la última vez hace mediio año.
No es que no quiera hablar ahí, porque FB me parece más importante. Es por falta de tiempo y ausencia de amigos ahí.

Un abrazo!! :-)

Roddo dijo...

Pasa que con la falta de tiempo te vas quedando con lo que es más práctico, Eline, y Facebook reúne a todos tus cercanos, te enteras de sus novedades, miras sus fotos y puedes chatear con ellos...¡Todo en un mismo lugar!

También te encuentro razón en eso de que cada vez es menos lo que se lee o conversa en la red... somo muy pocos los que continuamos en sitios como Blogger, por ejemplo.

Runner dijo...

Pues yo qué queréis que os diga. No tengo Twitter ni quiero tenerlo, y por Facebook me informo de las novedades de cadenas de radio, personajes públicos, etc., pero tampoco me entusiasma. Creo que ello se debe a que no me doy una importancia que no tengo pensando que a todo el mundo le interesa cada cosa que pasa por mi cabeza. No soy Lady Gaga ni lo pretendo :)

 

© Copyright ¿Quién me escondió los zapatos? . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates